Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en esta página.

01

Cortesía y Educación

Siempre y, ante todo, Ia educación abre todas las puertas. Es importante ser sincero y hacer las preguntas que nos interesan de forma clara, pero educada e intentando no herir susceptibilidades.

Puede ser que mientras estás conociendo a la familia o estudiante veas cosas que no te convienen y declines seguir hablando con esa familia; se cortés, despídete de él indicándole que ha sido un placer conocerle.

Nunca se sabe, ser cortés te puede permitir conocer a otros miembros que sí sean interesante para ti.

02

Respeto mutuo

La comunidad de Via Families es diversa y se compone de varias culturas, personalidades, valores, hábitos, costumbres. Valoramos mucho esta magnífica diversidad ya que es lo que nos enriquece, por lo tanto el respeto es una de las claves para el buen entendimiento y desarrollo de cualquier intercambio.

Si en algún momento algo no te gusta cuando tienes al invitado en casa, puedes comentarlo de forma delicada, mejor dilo desde el primer momento y no esperes, tu invitado no sabe que hay algo de él que te molesta, de todas formas es mejor no juzgar y respetar para disfrutar plenamente de la experiencia.

Quizás algún aspecto no sea exacto al tuyo, pero si en las bases coincidís, la convivencia será buena, siempre que haya respeto por ambas partes.

03

Sinceridad

El engaño o las verdades a medias no beneficia a nadie. Partiendo de la base de que todos somos diferentes, no hay que mentir sobre nosotros para gustar más.

La sinceridad es el mejor camino para que todo salga bien desde el principio. Además, no hay nada peor que sentirse engañado.

04

Compromiso

Buscar personas, aprender a conocerlas, aceptar a un invitado en casa, requiere de un compromiso firme hasta el final ya que estamos hablando de personas que pueden contar con nuestra hospitalidad.

Tener presente que la otra persona espera:

  • Compromiso de atención
  • Cuidado
  • Cordialidad
  • Cariño
  • Arropo
  • Calidez
  • Comodidad
  • Comprensión
  • Hospitalidad

05

Empatía

Familia, adulto, estudiante… Personas que invitas a tu casa o las que te van a acoger.

  • ¿Qué sienten?
  • ¿Qué le preocupa?
  • ¿Qué necesita?
  • ¿Qué puede notar diferente?
Entérate bien de las expectativas y de lo que esperan de ti para que todo sea sencillo y cómodo.

Esperar compromiso y responsabilidad es la parte más importante de todo este intercambio y en lo que se basará vuestra amistad.

Por ejemplo, si tienes de invitado a un menor, ponerse en la piel de los padres, pensando que nos dejan lo más valioso para ellos, y no olvidarnos de ellos, haciéndoles participes de la experiencia de su hijo o acontecimientos que pasen.


Si tienes a un estudiante universitario deseará más libertad. Marcando normas de convivencia y ciertas horas a la semana o día para hablaros será una buena receta para ambos.

Te recomendamos preparar un presente para la familia que va a recibir a tu hijo en su casa. Por ejemplo: un detalle de tu país o un libro.