Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en esta página.

PREPARA UNA ACOGIDA

 

Te recomendamos preparar bien tu acogida para que cuando llegue tu invitado se encuentre como en casa y vosotros también estéis cómodos.

Es muy importante informarte y seguir los consejos que ofrecemos para que Ia experiencia sea todo un éxito.

Si durante el proceso de conocerse lo habéis hecho bien, habéis sido sinceros y habéis hablado de temas que realmente os importan, ahora no tendrás que tener ningún problema.

A la llegada es el momento más importante, tanto para vosotros como para los padres y vuestro joven invitado. Haz saber a todos que estará bien con vosotros.

Su habitacion o su zona ha de estar acondicionada, limpia y preparada para tu invitado, con un lugar para sus cosas y para poder descansar si quiere estar solo.

 

De todas formas ten en cuenta:

  • Comunicar y compartir Ia experiencia con sus padres. Manten contacto con ellos para que sepan que todo va bien.

  • Haz fotos de la llegada y de todos los momentos que podáis. Recibir fotos y ver que está bien tranquiliza mucho.

  • Intenta tratar al invitado como a uno más en la familia. No es fácil incluir a un nuevo miembro en Ia familia, ten paciencia y explicale el primer dia vuestras costumbres. 

  • Las comidas:  es uno de los puntos donde puede notar más la diferencia de costumbres, tanto en horarios como en menús, preguntale y sé flexible.

  • Intentar hacer alguna de las 3 comidas juntos y hablar con el invitado, explicarles vuestros planes mientras está con vosotros, etc.

  • Enseñale la zona: Ten preparado para los primeros días unas rutas con el invitado para que conozca Ia zona, transportes, lugares de interés o turísticos, etc, para que pueda sentirse libre si desea hacer algo por su cuenta

  • Gastos: La persona a la que invitas cuenta con ser uno más en tu familia y los gastos corren por tu cuenta. Si no es así debéis hablarlo antes de que venga a tu casa.

  • Momentos de descanso: Si hay estudiantes de la misma edad en casa puede que en algún momento se sientan cansados del invitado, es normal, deben haber momentos de descanso para todos!